jueves, 23 de febrero de 2017

Murió el maestro japonés Seijun Suzuk




-SUZUKI. A los 93 años murió el maestro nipón Seijun Suzuki que –con 54 largometrajes firmados con su nombre– fue uno de los grandes iconoclastas del cine japonés de posguerra, tanto que directores de la talla de Takeshi Kitano, Wong-kar Wai, Jim Jarmusch y especialmente Quentin Tarantino han reconocido su fuerte influencia. Casi desconocido en la Argentina, la Sala Lugones (en su breve reapertura de 2015) organizó un ciclo de 15 de sus films en copias en 35mm.

Esa retrospectiva -que incluyó títulos como El pueblo de Satán (1956), Ocho horas de terror (1957), La bella del submundo (1958), Senos jóvenes (1958), Pasaporte a la oscuridad (1959), La edad desnuda (1959), Apunten al camión de policía (1960), Todo sale mal (1960), El canal sangriento (1961), La juventud de la bestia (1963), El vagabundo de Kanto (1963), El tatuaje del dragón blanco (1965), El vagabundo de Tokio (1966), Marcado para matar (1967) y Pistol Opera (2001)- demostró por qué Suzuki se convirtió en un director de culto, reconocido internacionalmente por la manera en que subvirtió desde adentro al rígido sistema de estudios del cine japonés, cuestionando los estereotipos y utilizando los géneros como campos de experimentación visual.
http://www.otroscines.com/

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Publique aquí

Publique aquí