viernes, 7 de abril de 2017

"David Lynch: The Art Life"


¿Qué puede esperarse de un documental sobre David Lynch? ¿Que desentrañe el jeroglífico que es gran parte de su filmografía? ¿Que nos explique cómo llegó a tener ese imaginario oscuro, misterioso, genial? ¿Que nos muestre su proceso creativo? En cualquiera de estos casos, David Lynch: The Art Life no cumplirá con las expectativas. Pero no por eso deja de ser una gran película, a la altura de la obra de su objeto de estudio.
El título es literal: aquí se abordan los caminos que Lynch siguió para convertirse en artista, sin incluir en esta amplia palabra la dedicación al cine. O tal vez sí, pero no explícitamente: quedará para cada espectador tender, o no, puentes entre lo que se ve y filmes como Terciopelo azul o Mulholland Drive. Es la propia voz de Lynch la que nos va guiando por su mundo interior y sus experiencias vitales, por todos esos ríos íntimos, personales, que fueron confluyendo en las artes plásticas. Esa voz -hipnótica, pausada- es lo único que se escucha, repasando anécdotas de su infancia, adolescencia y juventud. Un relato que es, a diferencia de sus películas, lineal e inteligible.
Mientras, vemos a Lynch trabajando en su estudio en las colinas de Hollywood, acompañado por su hija menor -casi una beba-, creando obras tan inquietantes como sus películas. Y su rico archivo personal ilustrando sus referencias al pasado: fotografías y filmaciones caseras donde se lo ve como un niño feliz, junto a sus padres y sus dos hermanos; un adolescente con la correspondiente pinta rebelde; un estudiante bohemio.
Además de haber conseguido que Lynch, habitualmente reacio a las entrevistas, abriera las puertas de su intimidad, los directores tuvieron el gran mérito de haberle dado al documental un espíritu acorde al del personaje que estaban retratando. El ritmo de la narración, el grano de la imagen, las pinturas y dibujos que se muestran, todo es fundamental para hacer de este acercamiento a David Lynch una experiencia fascinante.
www.clarin.com

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Publique aquí

Publique aquí