lunes, 16 de octubre de 2017

El cineasta mexicano Arturo Ripstein y los intérpretes españoles Marisa Paredes, Emma Suárez y Luis Tosar, Espigas de Honor de la 62 Seminci











El cineasta mexicano Arturo Ripstein y los intérpretes españoles Marisa ParedesEmma Suárez y Luis Tosar recibirán la Espiga de Honor de la Semana Internacional de Cine de Valladolid. Todos ellos verán reconocida por el Festival su extraordinaria trayectoria profesional. Ripstein y Paredes recibirán su distinción el próximo 21 de octubre, durante la Gala de Inauguración de la 62 edición, mientras Emma Suárez y Luis Tosar la recogerán el 24 de octubre, en la Gala del Cine Español.
Arturo Ripstein












Arturo Ripstein (México, 1943), que volverá a la Semana después de ejercer de Jurado Internacional en 2009, recibirá la Espiga de Honor que reconoce una carrera de fondo en la que ha firmado algunos de los títulos más importantes del cine de su país: El castillo de la purezaEl lugar sin límitesProfundo carmesíEl evangelio de las maravillas o La perdición de los hombres son algunos de los títulos que integran una de las filmografía más respetadas del cine latinoamericano.
Hijo del productor Alfredo Ripstein, el cine siempre formó parte de la vida del cineasta, y recuerda como algo mágico las sesiones a las que acudía al menos una vez a la semana en compañía de sus padres. Debutó en 1965 como director con Tiempo de morir, a partir de un guion de Gabriel García Márquez y Carlos Fuentes, a la que siguieron títulos como Los recuerdos del porvenir (1968), La hora de los niños (1969) y El náufrago de la calle Providencia (1971).
Autor de títulos como El santo oficio (1973), El imperio de la fortuna (1985), La reina de la noche (1994), Profundo carmesí(1996), El coronel no tiene quien le escriba (1999), La virgen de la lujuria (2002) y La calle de la amargura (2015), ha recibido innumerables reconocimientos, como el Premio Nacional de Ciencias y Artes de México en el área de Bellas Artes o la Orden de Caballero de las Artes y las Letras del Gobierno francés, además de retrospectivas y homenajes en los festivales más importantes del mundo.












Marisa Paredes
La actriz Marisa Paredes (Madrid, 1946) debutó en el cine con 14 años. Desde entonces, ha intervenido en casi una veintena de obras teatrales, una docena de series de televisión y 75 películas, bajo las órdenes de cineastas como Jaime Chávarri, Gonzalo Suárez, Fernando Trueba, José Luis Borau, Enrique Urbizu, Antonio Isasi-Isasmendi, Agustí Villaronga o Pedro Almodóvar.
Precisamente, el realizador manchego, con el que ya había trabajado en Entre tinieblas (1986), la eligió como protagonista de Tacones lejanos (1991), película con la que despegó su carrera internacional, interviniendo en producciones de Italia, Francia o México como Profundo carmesí (1996) y El coronel no tiene quien le escriba (1999), de Arturo Ripstein; La vida es bella (1997), de Roberto Benigni, o El espinazo del diablo (2001), de Guillermo del Toro, además de nuevas colaboraciones con Almodóvar: La flor de mi secreto (1995), Todo sobre mi madre (1999) o La piel que habito (2011).
Marisa Paredes, elegida presidenta de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, cargo que ocupó entre 2000 y 2003, ha recibido numerosos reconocimientos, como el Premio Nacional de Cinematografía, la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes o la Gran Medalla Vermeil de la Villa de París, además de premios cinematográficos en festivales internacionales como Karlovy Vary, Taormina, Gramado, Gijón o Málaga.












Emma Suárez
Actriz de cine, teatro y televisión, Emma Suárez (Madrid, 1964) debutó en la gran pantalla con Memorias de Leticia Valle(1980), dirigida por Miguel Ángel Rivas con Fernando Rey y Héctor Alterio en el reparto, que inauguraba una extraordinaria carrera a las órdenes, durante la década de los 80, de cineastas como José Luis Borau (Tata mía), José Luis Garci (Sesión continua), Isabel Coixet (Demasiado viejo para morir joven) o Juan Miñon (La blanca paloma).
Con el cambio de década llegaron sus colaboraciones con Julio Medem (VacasLa ardilla rojaTierra), éxitos como Sobreviviré (Alfonso Albacete y David Menkes), y sus interpretaciones en las películas de Jaime Chávarri (Besos para todos), Manuel Gutiérrez Aragón (Visionarios y El caballero Don Quijote), Manuel Matji (Horas de luz, que le valdría una nueva candidatura a los Goya) o Pau Freixas (Héroes).
Premiada con el Goya en 1996 por El perro del hortelano, de Pilar Miró, el pasado año vivió uno de sus mejores momentos profesionales en la ceremonia de entrega de los premios de la Academia del Cine, al lograr los dos galardones a los que optaba, en la categoría de Mejor Actriz Protagonista por Julieta, de Pedro Almodóvar, y de Reparto en La próxima piel, de Isaki Lacuesta e Isa Campo. Entre sus galardones también se encuentra el premio a la Mejor Actriz de la Semana, que logró en la 55 edición por su papel en La mosquitera, de Agustí Vila.












Luis Tosar
Luis Tosar (Lugo, 1971) debutó con 23 años como actor en el teatro, cortometrajes y televisión, hasta que alcanzó notable popularidad al protagonizar la serie Mareas vivas, de TVG, serie que le abrió las puertas del cine. En 1999 trabajó por primera vez a las órdenes de Icíar Bollaín en Flores de otro mundo, por la que fue candidato a Mejor Actor Revelación de los Premios Goya por primera vez en su carrera.
En 2002, Fernando León de Aranoa lo dirige en Los lunes al sol, cinta que le permite obtener el primero de sus tres premios de la Academia de Cine. Un año después, y con uno de sus papeles más aplaudidos, el de maltratador en Te doy mis ojos, de nuevo a las órdenes de Bollaín, obtenía el de Mejor Actor Protagonista, galardón que lograría de nuevo con Celda 211, de Daniel Monzón.
Su carrera ha tenido parada también en la cinematografía del otro lado del Atlántico. Jim Jarmusch lo dirigió en The Limits of the Control e interpretó al villano de la adaptación a la pantalla grande del clásico televisivo Miami Vice a las órdenes de Michael Mann. En los últimos años le hemos podido ver en El desconocido, de Dani de la Torre, en Cien años de perdón, su reencuentro con Daniel Calparsoro, o en la recreación de uno de los episodios bélicos más relevantes de nuestra historia: 1898: Los últimos de Filipinas, de Salvador Castro.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Publique aquí

Publique aquí