miércoles, 1 de agosto de 2018

El poder de lo invisible, de Paula Moreno


Paula Moreno se puede sentir orgullosa de sus tutores. Desde su mamá, una abogada que siempre le ha enseñado a seguir adelante y cumplir sus metas; su abuelas, tías y primas de Santander de Quilichao, Cauca; las cantadoras del Pacífico colombiano, como Inés Granja, y Malcolm Deas, el historiador.


Moreno es la misma persona en La Chorrera, en el Amazonas; sentada desayunando con las cantadoras de la Red del Pacífico Sur, en Timbiquí, o en la junta directiva de la Fundación Ford, en Nueva York, de la que hace parte.

Es la nieta, la sobrina y la hija de unas mujeres que la empoderaron desde niña, pero que nunca le dijeron que ser afro era un problema, eso no existía en su casa de Bogotá, donde Paula Moreno creció y se convirtió en una ingeniera industrial que siguió estudiando fuera del país en universidades como Cambridge, en Inglaterra, o en MIT y Yale, en Estados Unidos.
http://www.eltiempo.com/  


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Publique aquí

Publique aquí