miércoles, 24 de mayo de 2017

Cannes recibió con aplausos el largometraje del venezolano Gustavo Rondón

La familia como núcleo de la sociedad, pero también como posible foco de sus problemas, copa el protagonismo de la ópera prima del venezolano Gustavo Rondón Córdova, aplaudida éste martes durante su proyección en la sección la Semanade la Crítica del Festival de Cannes.
“La presencia de la película en Cannes es una buena noticia, necesaria, para Venezuela”, dijo el director a los espectadores. “Estamos en una situación muy difícil, en la que los valores básicos de la democracia parecen inalcanzables”, añadió en alusión a la crisis política que existe en el país.
La historia de un padre (Giovanny García) obligado a huir de su barrio en Caracas junto con su hijo (Reggie Reyes), después de que este último se ve implicado en una fatídica pelea callejera, cuestiona los fallos del país y las responsabilidades individuales de cada uno. “Intenta mostrar esa violencia que está muy esparcida en nuestra sociedad, a veces explícita y a veces implícita, con terceros o con vínculos directos. Me interesa mostrar (…) que la responsabilidad empieza en casa”, señaló el realizador.
Con una trayectoria precedida por cortos como Nostalgia, seleccionado en la Berlinale en 2012, Rondón se lanza al largometraje con un argumento crudo, en el que la capital venezolana tiene un papel destacado.
/www.el-carabobeno.com

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Publique aquí

Publique aquí